Exclamaciones súbitas o repentinas (dolor, asombro) o para saludar a alguien u ordenarle algo. Forman una frase en sí mismas. Ejemplos: ¡Eh! ¡Para! ¡Ay! ¡Socorro! ¡Mira! ¡Corre!

Exclamaciones súbitas o repentinas que forman una frase en sí mismas. Sirven para mostrar...

  • dolor

    ¡Ay! ¡Qué dolor!

  • sentimientos: asombro, admiración, alegría, deseo, desprecio, cansancio...

    ¡Madre mía! ¡Mola! ¡Hala! ¡Bravo! ¡Viva! ¡Bah! ¡Uf! ¡Ojalá! ¡Puagh!

  • para saludar a alguien o llamar su atención

    ¡Oye! ¡Eh! ¡Mira! ¡Socorro!

  • ordenarle algo a alguien

    ¡Para! ¡Camina! ¡Salta! Calla.