10

Cuando era niño me parecía muy divertido leer material escrito en España sobre personajes famosos (históricos o de ficción). Así, George Washington y Luke Skywalker se convertían en Jorge Washington y Lucas Trotacielos. Esto no ocurría tan a menudo con material escrito en México (excepto en algunos materiales escolares). Ahora, años más tarde, me parece una costumbre pretenciosa y un poco ridícula. Es como escribir en inglés sobre los famosos artistas Savior Dali y Paul Picasso. Así pues,

  • ¿Es realmente aceptable esta costumbre?
  • ¿Es común actualmente? ¿Dónde?
7
  • 2
    ¿Lucas Trotacielos? Nunca lo había oído. Bueno, lo de "españolizar" los nombres era algo que se hacía antes. Ya no se hace, con la excepción de los miembros de casas reales y similares. Así, la Reina de Inglaterra es Isabel, su hijo es Carlos...
    – MikMik
    Sep 10, 2013 at 6:45
  • 1
    También se hace en inglés, como con Joseph Stalin.
    – JoulSauron
    Sep 10, 2013 at 8:21
  • Yo distinguiría entre los casos en que la grafía es la misma y en los que no. En los primeros solamente se traducen los nombres reales, como @MikMik comenta. En los segundos, se adopta una grafía latina del cirílico Ио́сиф, lo que da lugar a traducciones más cercanas y leíbles.
    – fedorqui
    Sep 10, 2013 at 8:25
  • Podrías poner una referencia a ese material? de que año estamos hablando? Soy español y no he oido en mi vida (y fui al estreno de "La guerra de las galaxias") ni Jorge Washington (que según lo que comentas debería ser Güasinton) ni de Lucas Trotacielos, a no ser que estes hablando de bromas como "from lost to the river".
    – YoMismo
    Jul 21, 2014 at 14:37
  • Eso sí, somos tan ridículos que decismos "Nueva York" y en cambio hablamos de "Terrasa" ahí si que te doy la razón :-)
    – YoMismo
    Jul 21, 2014 at 14:38

5 Answers 5

8

El nombre con el que designamos las cosas es parte del lenguaje y en las épocas anteriores a la globalización de los medios cada población se ponía de acuerdo en cómo nombrar territorios, países, eventos y personas foráneas que fueren de su interés. Así es como funcionan los lenguajes y de ahí que reyes, embajadores y pensadores, santos y otros personajes históricos tuvieren distintos nombres en distintos idiomas. La ortografía y la pronunciación también cambia dentro de un idioma y eso afecta también a los nombres propios.

Es así como Πλάτων (Plátōn) es hoy conocido en español como Platón y en inglés como Plato (pronunciado /pleitou/). En los idiomas en los que los nombres propios declinan por caso (como el latín), los nombres extranjeros declinan también: (Σωκράτης [Sócrates]: Socrates, Socratem, Socratis).

La moda de darle más relevancia al nombre en la lengua original es un producto de las comunicaciones modernas y la importancia dada a la identidad propia en un mundo globalizado. Desde luego, somos parte de ese mundo globalizado y por ello nos suena absurdo hablar de Jorge Washington. Hoy en día la traducción de nombres para personajes contemporáneos parece exclusiva para la realeza europea.

Entonces la regla de oro: se traducen los nombres de la realeza europea (Isabel de Inglaterra, Catalina de Cambridge, Felipe de Bélgica) [nótese que Felipe es Philippe en francés y Filip en flamenco], los personajes históricos que han tenido relevancia en el mundo hispano (Tomás Moro, Héctor, Jesús, Confucio, Vladimir Lenin), los países (Costa de Marfil, Timor Oriental, Sudán del Sur), ciudades y otros topónimos con nombres establecidos en la literatura hispana (Ciudad del Cabo, Aquisgrán, Jerusalén, Londres), mientras que la gran mayoría de términos contemporáneos usan la ortografía original o una romanización más o menos aceptada.

1
  • Muy buena respuesta. Antes era normal, ahora es menos común pero depende de la situación. También hay que tener en cuenta el intento del autor original (por eso, tradúcense los nombres en El señor de los anillos) y el tema y la audiencia esperada. Así que en libros de historia no sería recomendable traducirlos, pero en los narrativos, no habría problema especialmente cuando los nombres originales son fácilmente descompuestos en elementos léxicos y corresponden a su carácter (por eso, Winterhaven de Juego de tronos es Invernalia, bien traducido en mi opinión) Jul 24, 2014 at 23:00
2

Respondiendo a tu pregunta, es común en ciertas situaciones y para el nombre de ciertas personas.

Es muy normal, por ejemplo, para miembros de la realeza de los distintos países europeos con nombre cristiano. Así, hablamos de la reina Isabel de Inglaterra, o Carolina de Mónaco (disculpas por el enlace gamberro). He visto alguna revista del corazón referirse a Kate Middleton por su nombre antes de casada, y ahora como Catalina de Cambridge.

Es cierto que antiguamente era más habitual. Algunos nombres como Jorge Washington han quedado obsoletos, pero otros de figuras históricas como Tomás Moro o Erasmo de Rotterdam prevalecen hasta hoy.

Como alguien comenta, esto es habitual en otros idiomas también. Por ejemplo, salvo quizás en Italia, nadie conoce a Cristóbal Colón como Cristoforo Colombo.

2
  • ¿Es realmente aceptable esta costumbre?

En el pasado era más aceptable traducir los nombres de pila, ya que existía la idea de que no se trataba de nombres distintos sino de variantes del mismo nombre. Es lo más natural que a un Martín que recorra Europa, en Alemania lo llamen Martin y en Italia Martino. De la misma manera, se consideraba normal, cuando se escribía en castellano, llamar Tomás Edison a Thomas Edison.

Ahora que la globalización nos acostumbró a los nombres de pila extranjeros, ya no se considera que Martín y Martin, o Tomás y Thomas sean el mismo nombre. Sin embargo, los asentados quedan traducidos: León Tolstoy, Nicolás Maquiavelo, etc.

  • ¿Es común actualmente? ¿Dónde?

Iba a decir que es común en la ficción, especialmente en los doblajes mexicanos (aunque mucho más en el pasado), y más especialmente en las obras para niños. Sin embargo, en mi opinión, ahí no se trata de traducir los nombres sino de traducir o adaptar las ideas o imágenes que conllevan. No es “TitoEsponja PantalonesCuadrados” sino “Bob Esponja”, no es “Lucas Caminacielo” sino “Trotacielos” (creo que tuve el mismo libro ilustrado ;) ), etc. Ese tipo de “traducción” me parece perfectamente aceptable. De otra manera, “Skywalker” o “Squarepants” se pierden; da lo mismo que se llamen Pérez.

5
  • 2
    Mal ejemplo. No da lo mismo si se llaman Pérez :) Sep 11, 2013 at 13:41
  • 2
    Pero si aprecio la idea de traducciones no literales que preservan el significado del original. El problema es que el original muchas veces se elige tanto por la connotación, como por la música de sus silabas, y esa se pierde. Sep 11, 2013 at 13:45
  • Cuando era niño en cómics y televisión, la identidad secreta de Batman era Bruno Díaz. Hoy es Bruce Waine. Campanita acompañaba a Peter Pan en sus aventuras, hoy Tinckerbell tiene su propia serie. Tribilín era el mejor amigo del ratón Mickey, hoy es Goofie. Por otro lado carezco de referentes para entender porque los Sidekick de Krusty en Los Simpson (diré los Simpson, no los Simpsons), se apellidan Patiño en la versión latinoamericana doblada en México. Sep 11, 2013 at 16:12
  • 2
    @CarlosEugenioThompsonPinzón Es un mexicanismo. Mirá acá: patiño. m. Ayudante de payaso.
    – angus
    Sep 12, 2013 at 4:51
  • @RodrigoA.Pérez Se ve que me quedó tu apellido en el subconsciente mientras escribía la respuesta :)
    – angus
    Sep 12, 2013 at 5:11
1

Hoy mismo ha aparecido en la página de la Fundéu un artículo al respecto. Además de los miembros de casas reales, se hispanizan los nombres de los papas, aunque esto último es habitual en casi todos los idiomas del mundo.

2
  • Pero no lo hacen cuando el papa se llama Benito.
    – palopezv
    Oct 10, 2015 at 20:36
  • @vorbote Benedicto y Benito son variantes del mismo nombre. Tradicionalmente, en el caso de los papas, se ha utilizado la variante Benedicto. Es similar a lo que ocurre tradicionalmente con los nombres de los monarcas llamados James en el Reino Unido, cuyo nombre se ha venido traduciendo como Jacobo en lugar del más habitual Jaime o Santiago, también variantes del mismo nombre.
    – Gorpik
    Oct 13, 2015 at 6:28
-1

No hay ninguna regla oficial que dictamine si es 'aceptable' la 'costumbre' o no. Es común, sí, particularmente en países dónde el esfuerzo por aprender inglés (o cualquier otro idioma en general) es pobre o inexistente.

Intentar traducir nombres es una tarea futil y sumamente ilógica dado que:

  • La mayoría de los nombres, a nivel mundial, carecen de equivalentes en otros idiomas
  • Los únicos equivalentes pertenecen/existen, en su mayoría, entre paises que comparten una religión, e inclusive entonces, suelen estar limitados a nombres que aparecen en textos religiosos.
  • Propicia la actitud 'anti-subtítulos' o 'anti aprendizaje de lenguajes foráneos' y con ello, hace que las películas dobladas proliferen.

Saliendo de lo neutral, en lo personal me parece una costumbre pésima. No se logra gana, no se gana nada, la gran mayoría de las veces no se puede, es un síntoma de un mal mayor: la renuencia a aprender otros idiomas y no sorpresivamente, lo podemos ver todo el tiempo en las pésimas películas dobladas que plagan a latino-américa.

De la misma forma que una película doblada es una absoluta basura porque destruye todo el trabajo de un actor, traducir nombres le quita el 'sabor' o 'magia' particular al nombre y al personaje =/

11
  • 2
    Aunque coincido a grandes rasgos en tu preferencia por no traducir los nombres, lo de que propicie una actitud hostil hacia el aprendizaje de otros idiomas o hacia las películas con subtítulos no lo veo poe ningún lado y me parece un non sequitur. Llevas tu prejuicio demasiado lejos. La traducción española de las novelas de "El Señor de los anillos" es notable porque traduce los nombres propios (p.ej. Bolsón por Baggins, Sotomonte por Underhill, o Trancos por Strider) y no sólo no me pareció ridículo en absoluto cuando lo leí a los 14 años, sino muy natural.
    – deStrangis
    Sep 10, 2013 at 10:33
  • 1
    Hay muchísimas novelas en los que el nombre del personaje es muy relevante puesto que significa algo en el original y que si no se traducen pierde bastante.
    – JoulSauron
    Sep 10, 2013 at 10:59
  • 1
    Hay otras traducciones que para mí carecen de sentido: ¿Cuál es la razón para traducir Bruce Waine como Bruno Díaz, cuando no se hizo lo propio con Clark Kent? Es probable que el traductor original no estuviera pensando sólo en contar la historia sino en lograr algún tipo de familiaridad con el lector y si eso se logra. Pero creo que la decisión no es motivada por “cuidado aprenden inglés.” Sep 11, 2013 at 21:55
  • 3
    Estoy de acuerdo en que, en general, traducir los nombres no es buena idea. Pero El Señor de los Anillos no es un buen ejemplo para oponerse a estas traducciones. Tolkien escribió que había traducido o adaptado los nombres del oestrón al inglés. Uno de los apéndices del libro explica por qué y también cuáles eran los nombres originales de los personajes y lugares. Por tanto, mantener los nombres ingleses en la versión española es contrario al espíritu del libro.
    – Gorpik
    Jul 21, 2014 at 7:58
  • 3
    @deStrangis: Tolkien en persona escribió la Guia de nombres del Señor de los Anillos para que las traducciones fueran consistentes entre sí y con el significado y tono originales. Desafortunadamente, en esto Tolkien es la excepción, no la norma.
    – rodrigo
    Jul 21, 2014 at 12:07

Not the answer you're looking for? Browse other questions tagged or ask your own question.