6

En Twitter existe una interesantísima cuenta llamada Etimologías (@EtimosDirectos) que hoy habla sobre la palabra gilipollas, un insulto típico de España:

Aunque la etimología presentada aquí no deja de ser una leyenda urbana muy difundida (GILIPOLLAS se documenta por primera vez en el siglo XX, del caló "jili", necio, y "polla"), si que hay una anécdota histórica que pudo haber dado pábulo al rumor: las GILIMONAS.

Etimologías en Twitter, 6 septiembre 2019

La etimología que referencia es otra dada en:

La palabra Gilipollas nació con el Ministro de Hacienda de Felipe III Baltasar GIL Imón. Tenía 3 hijas poco agraciadas que iban con él a todos lados, se les llamaba POLLAS, por estar en edad casadera. Entonces decían viene GIL y sus POLLAS, terminando en Gilipollas.

RelatandoHistoria en Twitter, 6 septiembre 2019

En respuestas a este último tuit, los dos usuarios se enfrascan en un interesante debate sobre cuál es el verdadero origen de la palabra, cada uno con sus argumentos (uno de Corominas, otro de un artículo del ABC).

Luego veo que ukemi en una ocasión comentó:

Parece que gilipollas viene de gilipichi, y no al revés. También parece que jolín tiene origen árabe, y no viene de joder.

La duda que me surge es: ¿existe alguna fuente fiable que indique el origen de esta palabra?

2

Por lo que pude ver

"gilipollas" tiene origen en la palabra jili (o gilí) del caló (el caló es una variedad del romaní, que es una de las lenguas más antiguas del mundo, hablada en la comunidad gitana en Europa y Asia)

Cito de este artículo (donde la destacación en negritas es mía)

El filólogo Joan Coromines en su 'Diccionario crítico etimológico castellano e hispánico' coincide con la RAE y expertos como el alemán Max-Leopold Wagner o el catalán Juan Givanel en atribuir su origen una palabra caló: "Gilí, 'tonto, memo', del gitano español jili, 'inocente, cándido', derivado de jil 'fresco', jilar 'enfriar'". De ahí derivarían términos como gilipollas, y eufemismos para evitar la palabra malsonante como 'gilipuertas'. Polla, que procede del latín 'pullus' -cría de cualquier animal-, es una extendida metáfora del pene. La combinación de ambos términos es similar a la que se produce en otras expresiones groseras para definir a alguien como corto de entendederas, como 'tonto del culo', o que no piensa precisamente con su cerebro sino con otro órgano. La construcción también tiene paralelismos en el catalán, como 'capdefava' o 'titafreda', en este último caso con el significado de pusilánime.

La obra de Joan Coromines es el "Diccionario crítico etimológico castellano e hispánico" (que no tiene versiones electrónicas) pero puede consultarse en varias bibliotecas públicas del mundo cuyas ubicaciones pueden consultarse aquí

Por otro lado existe esta otra referencia coincidente con el origen gitano del término, dentro de un libro del estudioso José Gobello Blanqueo etimológico del Lunfardo) Gil, palabra caló por bobo y tonto

La referencia al especialista alemán Wagner, quien finca en la lengua caló la etimología, aparece confirmada en este estudio lexicográfico "El Arte del Insulto"

captura con los término encontrados en Google books https://www.worldcat.org/title/breve-diccionario-etimologico-de-la-lengua-castellana/oclc/854742587?referer=di&ht=edition

| improve this answer | |
  • En Argentina un "gil" es uno que se puede engañar o estafar fácilmente. – Juan Lanus Sep 22 '19 at 13:51
  • Claro, en Argentina usamos exactamente la derivación de esa palabra gitana ("jili"), gil como sinónimo de ingenuo o tonto "Fulano se está haciendo el gil" (simulando ser medio estúpido) – ipp Sep 27 '19 at 21:29

Your Answer

By clicking “Post Your Answer”, you agree to our terms of service, privacy policy and cookie policy

Not the answer you're looking for? Browse other questions tagged or ask your own question.