3

This question already has an answer here:

¿Cómo pasó que esta palabra de origen griego de carácter peyorativo pasó a convertirse en una exclamación de algo "excelente", "magnífico" o "extraordinario"?

Fuentes

wiki, el que balbucea

Bárbaro es un exónimo peyorativo que procede del griego (βάρβαρος)1​ y su traducción literal es "el que balbucea".

Rae

7. adj. Excelente, llamativo, magnífico. El orador estuvo bárbaro.

marked as duplicate by ukemi, Charlie, Community Sep 6 '18 at 15:11

This question has been asked before and already has an answer. If those answers do not fully address your question, please ask a new question.

  • @ukemi yo redactando una respuesta y resulta que ya había elaborado una para esa otra pregunta, así estaba yo teniendo un dejabugo. Curioso que el razonamiento para esta pregunta no se parezca al elaborado para la otra... – Charlie Sep 6 '18 at 15:08
1

Sí que es cierto que esta palabra ha sufrido una evolución bárbara. Vamos paso a paso viendo los significados que ha tenido a lo largo de la historia.

En un principio parece que se usó para designar a los extranjeros. Dice Covarrubias (1611) que viene del griego, del sonido barbar, por la mala pronunciación de los extranjeros. Del griego pasó al latín, que llamaban bárbaros y los extranjeros (salvo a los griegos). De ahí que se pasara a denominar bárbaro a aquellos que hablan con tosquedad y grosería, y de ahí a los que son ignorantes e iletrados, a los de malas costumbres, a los que no atienden a razones y viven sin ella y, por último, a los despiadados y crueles. Se quedó a gusto Covarrubias.

Un siglo más tarde, el Diccionario de autoridades recoge estas acepciones de inculto, grosero, rudo, cruel, despiadado... pero añade una nueva: "se toma algunas veces por temerario, destemplado y precipitado, e inconsiderablemente violento". En 1803 esta acepción decía simplemente "arrojado, temerario".

Veamos qué frases nos encontrábamos por entonces con esta palabra:

¿Quién me consuela? Apenas puedo respirar. ¡Ah, bárbaro tormento! ¡Qué penas no pasarás, Lisandro mío, al oír tan funesta nueva!

Ignacio García Malo, "Voz de la naturaleza. Memorias o anécdotas curiosas e instructivas", 1787-1803 (España).

Aquí se usa la palabra bárbaro como "fiero, cruel", pero podría ser fácilmente interpretada como "grande", dado que tormento ya lleva una carga negativa de dolor. ¿Qué nos impediría usar bárbaro como "grande" con otras palabras de carga positiva? El diccionario en todo caso se mantuvo así durante mucho tiempo, aunque poco a poco vamos encontrando ejemplos de uso de bárbaro que demuestran ese doble sentido que se va apoderando de la palabra:

¡Vaya un señor apetito que me está entrando! Es un apetito famélico, como el que uno tiene cuando es muchacho, y vuelve de la escuela... ¡Si me comería medio carnero! [...] ¡Pero qué apetito tan bárbaro!

Benito Pérez Galdós, "Torquemada y San Pedro", 1895 (España).

Un ejemplo aún más claro del uso de bárbaro como "digno de gente bárbara", pero que se puede interpretar fácilmente como "enorme, desmedido". A esto ayudó el uso de expresiones como "yo lo pasé bárbaro" (1956), con claras connotaciones positivas, e igualmente "un trabajo bárbaro" (1960). Esto culminó con la entrada en 1984 en el diccionario de dos nuevas acepciones de la palabra:

  1. Excelente, llamativo, magnífico. || ¡qué bárbaro! exclam. que indica asombro, admiración, extrañeza.
  • precisamente me pareció que la connotación y carga positiva debió haber nacido de la admiración del poder y la fuerza. que vienen muy relacionados la rudeza, ferocidad y violencia. algo que españa sufrió mucho durante la era medieval. – Mike Sep 6 '18 at 16:57

Not the answer you're looking for? Browse other questions tagged or ask your own question.