4

En ¿Cómo se legalizan los superlativos irregulares? se abrió el interesante debate sobre cómo se normalizan (legalizan) los superlativos que se salen de lo normal.

Refloto este debate al hilo de lo que leía ahora:

Que Arnaldo Otegi esté escocido con el nombramiento de Grande Marlaska en Interior es una buena noticia para Sánchez. Que Quim Torra tenga los pelos de punta con Borrell en Exteriores es una grandísima noticia para Pedro Sánchez. Que Ana Patricia Botín haya saludado con entusiasmo a Nadia Calviño en Economía es una grandérrima noticia para Sánchez.

Fuente: No es un gobierno de izquierdas, por eso es inteligente

Como veis, el autor va haciendo una gradación bueno → grande → grandérrimo utilizando el sufijo -érrimo.

En efecto, se está construyendo un superlativo que "encaja" en lo habitual para crear superlativos de adjetivos:

El grado superlativo del adjetivo se puede expresar de varias formas:

  • Añadiendo delante del adjetivo el adverbio de cantidad muy.
  • Mediante derivación, añadiendo los sufijos -ísima, -ísimo, -érrima, -érrimo.
  • En el habla popular, a menudo se utiliza también la prefijación. Algunos de los prefijos utilizados son: requete-, sobre-, super- o extra-.
  • Mediante otros recursos formales. Por ejemplo, añadiendo algún adverbio (superlativo perifrástico):
  • También con expresiones y frases hechas con más que.

Sin embargo, grandérrimo en concreto nunca lo había oído. ¿Qué tan común es? ¿Qué otro superlativo puede tener grande?

  • Sé que no viene a cuento, pero tengo que decirlo: menos mal que se me ha ocurrido mirar el artículo original. Ese párrafo fuera de contexto, y con ese título, engaña, y mucho. – FGSUZ Jun 7 '18 at 14:28
  • @FGSUZ pues no sé, y seguramente sería algo para tratar en Politics, pero no me parece que vaya demasiado desencaminado. – fedorqui 'SO stop harming' Jun 11 '18 at 8:07
3

En latín, el sufijo superlativo natural de los adjetivos sustantivados era -issimus (de donde viene -ísimo), pero cuando una palabra tuviera un raíz en -ro-, la forma sería -errimus, de donde viene -érrimo1. Tales palabras son muy poco comunes:

  • acérrimo, aspérrimo, celebérrimo, integérrimo, libérrimo, misérrimo, nigérrimo, paupérrimo, pulquérrimo, salubérrimo, ubérrimo

Y por eso, -érrimo no es tan productivo como -ísimo. De hecho, esta lista de palabras es muy culta, hasta el punto que las formas:

  • agrísimo, asperísimo, negrísimo, pobrísimo, pulcrísimo

también existen y son "igualmente válidos y aceptados en la norma culta" (DPD, érrimo).

Etimologicamente, grandérrimo no es 'correcto', puesto que la forma en latín era grandissimus (> grandísimo). Sin embargo en el castellano actual, podemos utilizar y mezclar cada manera de sufijos superlativo y diminutivo por razones de estilo. Por ejemplo, en tu cita, el autor ya ha usado la palabra grandísima, y emplea -érrimo para significar algo más fuerte que -íssimo, análogo a como podemos usar -ín etc para contrastar algo más diminuto que -ito (aunque en aislamiento significan más o menos lo mismo).


 1. Cuando un adjetivo tenía un raíz en -lo-, el sufijo superlativo sería -illimus, pero no conozco ningún ejemplo español que termina en *-ílimo.

| improve this answer | |

Your Answer

By clicking “Post Your Answer”, you agree to our terms of service, privacy policy and cookie policy

Not the answer you're looking for? Browse other questions tagged or ask your own question.