7

En español hacemos tres dibujos distintos (c, k y qu) para representar un mismo sonido (que, según acabo de ver, es el oclusivo velar sordo /k/).

¿Cómo llegamos a este estado tan confuso y poco económico? De la k me imagino que nos llegó hace poco desde afuera, pero la c y la q están muy metidas en el sistema. Si "cama" y "quema" se diferencian sólo en una vocal, ¿por qué la diferencia ortográfica en una consonante cuyo sonido no cambia? ¿Es que antes correspondían a sonidos distintos que finalmente se redujeron a uno solo?

8

En resumidas cuentas, esto es una herencia del latín, de donde procede nuestro alfabeto y nuestra lengua.

En latín arcaico se usaban k y c en distintos contextos ortográficos, aunque se pronunciaban igual (oclusiva velar sorda /k/). Viendo esta redundancia y siendo más inteligentes que nosotros, descartaron la k y se quedaron solo con la c (que en latín se leía siempre /k/). La k permaneció para unos pocos arcaísmos como kalendae y poco más.

La grafía qu sí representaba un sonido distinto, la oclusia labiovelar sorda /kʷ/ (que no es lo mismo que /kw/, que son dos fonemas seguidos). En la evolución del latín al español, nuestra lengua perdió la coarticulación labial (la ʷ, vaya) y por tanto se fusionó con la antigua /k/. El hecho de que sigamos distinguiendo las grafías c (y k) y qu no es más que mero respeto a la etimología.

| improve this answer | |
  • 2
    Como acotación, el latín mantuvo la ortografía con k para voces de origen griego, y así también lo hizo el castellano más tarde, con la excepción de algunas palabras muy naturalizadas en el habla. – Rafael Mar 17 '17 at 14:57

Your Answer

By clicking “Post Your Answer”, you agree to our terms of service, privacy policy and cookie policy

Not the answer you're looking for? Browse other questions tagged or ask your own question.